Corte de pelo bebé

En el momento en el que el pequeño llega a nuestro hogar, a nuestra mente también vendrán toda una serie de dudas, sobre todo de cuándo y cómo tendremos que empezar a hacer ciertas cosas.

En el caso de las uñas no suele haber mucho misterio; cuando crecen demasiado, los papás y las mamás las cortarán con mucho cuidado, con unas tijeras especiales, redondeadas, que respetarán la delicada piel del bebé.

Si nos estamos preguntando sobre cuándo tenemos que cortarles el pelo, al echar un vistazo a la red podemos encontrar muchas opiniones: desde que tenemos que cortarlo cuando pase un cierto tiempo, para que salga más fuerte, o que no hay que esperar mucho para hacerlo.

Debido a la polémica de este tema, vamos a intentar aclararlo en los siguientes puntos.

cortapelos-bebe

¿Cuándo se le debe de cortar el pelo al bebé por primera vez?

Por lo general, el primer corta de pelo bebé se suele hacer entre el año y los 2 años (si, cuando ya no es tan bebé). Si se lo dejamos tanto tiempo, es posible que el pelo ya esté algo largo, con un flequillo más que considerable; si no nos gusta, o si vemos que se agobia, podemos cortarlo un poco antes.

Cómo todo, al final este tema se refiere a estética. Cómo ya hemos comentado, hay padres que piensan que cortar el pelo desde el principio es una buena opción, ya que así saldrá más fuerte. Desde aquí desmentimos esto: los expertos aseguran que el pelo no va a salir más fuerte por cortarlo antes, que esto tan solo es un mito.

Además, tampoco saldrá más fuerte si le afeitamos el pelo; le crecerá de la misma manera, aunque si que es verdad que parece que crezca de una forma más gruesa, pero esto tan solo será un efecto óptico.

maquinillas-cortapelo-bebe

¿Cómo se le debe cortar el pelo a un bebé?

A sabiendas de que la cuchilla no hará que el pelo salga más fuerte, debe de evitarse a toda costa. Será entonces cuando se nos presenten las dos opciones clásicas: o bien nos decantamos por las tijeras, o bien por las máquinas cortapelos.

  • Si apostamos por las tijeras: Al igual que las de las uñas, estas deberían de ser redondeadas, para evitar cualquier tipo de daño.
  • Si apostamos por las máquinas cortapelos: Es conveniente ir poco a poco, evitando causarle cualquier daño o dolor con la fricción del aparato. Si ves que el ruido le molesta mucho, o bien nos decantamos por las tijeras, o bien dejamos que crezca un poco más el pelo.

Si no nos atrevemos a hacerlo por nuestra cuenta, siempre lo podemos llevar a una peluquería especial para ellos  (aunque en las normales también se suelen ocupar de ello, consiguiendo un resultado bastante bueno).

Como conclusión final, cortaremos el pelo al bebé cuando lo creamos conveniente, cuando nos lo diga nuestro sentido común.