Cepillo alisador de pelo

¿Qué es un cepillo alisador de pelo?

Los cepillos alisadores para el pelo son considerados una auténtica revolución para tratarlo, pudiendo conseguir todo tipo de efectos profesionales sin apenas esfuerzo.

Tienen una función muy similar a la de las planchas alisadoras, o a los cepillos de pelo rotativos. De la misma manera que estos aparatos, son capaz de emitir un tipo de calor que tiene la particularidad de moldear el cabello; además, también emite iones negativos, que ayudan a acabar con la electricidad estática.

Pero, además de lo anterior, también ayudan a desenredar el cabello, a hacer del pelo algo más manejable, a suavizarlos, a sellar la cutícula… además de hacerlo muy poco tiempo.

cepillo-alisador

¿Cómo funciona?

Lo cierto es que cada modelo tiene su forma de funcionar, pero la gran mayoría lo suelen hacer de la misma manera.

Suelen tener una pantalla digital desde la que se puede controlar en todo momento la temperatura: de esta manera, podremos saber cuándo está listo para darle el uso deseado.

Importante: tendremos que conocer la temperatura máxima a la que se puede tratar el cabello, para evitar que se queme.

Dependiendo de cada modelo, el tiempo en calentarse será mayor o menor. Puede que nos tengamos que armar de paciencia, dejar el aparato conectado, siempre controlado, hasta que llegue a la temperatura deseada.

Elige un modelo que cuente con los botones de funciones en el lateral (por ejemplo, para subir o para bajar la temperatura, para encenderlo o apagarlo…); de esta forma, podremos ir cambiando entre funciones sin complicaciones.

El aparato tiene una resistencia eléctrica que se va calentando en el momento en el que recibe electricidad. Este calor se irá transmitiendo a través de las púas (estas estarán aisladas, habiendo sido fabricadas con un material como la silicona, por ejemplo, para evitar quemaduras).  Otra consideración que tienes que saber es que las púas queman, y no poco, por lo que conviene tener mucho cuidado con ellas.

Para conseguir un buen resultado, se necesitará de un tiempo de entre 30 minutos- 45 minutos (puede que la primera vez sea algo más, hasta que nos hagamos con el cepillo).

pelo-planchado

¿Realmente vale la pena comprar un cepillo alisador de pelo?

Ahora que ya sabemos su uso, al igual que a la hora de comprar cualquier tipo de aparato, probablemente nos estaremos preguntando si merece o no la pena adquirirlo.

El coste de un cepillo alisador de pelo es muy variable: los podemos encontrar desde los 15€ (los más económicos, con prestaciones algo básicas), hasta aquellos que bien podrían costarnos por más de 100€ (los más avanzados).

Si tenemos un pelo rebelde en el que no funcionan las soluciones clásicas, si queremos reducir de forma significativa el tiempo de tratamiento, además de lograr unos efectos más avanzados, entonces deberías de apostar por este aparato.

Si no, podremos contentarnos con la plancha de pelo tradicional.

Debido a su utilidad, cada vez son las personas las que deciden contar con un cepillo alisador de pelo en su hogar.